La Cumbre de las Américas blindada...

Publicado en por Sr. Francisco Serrata

Ya se ven policías por todos lados: cinco mil efectivos en tierra, cámaras de vigilancia y una zona roja de seguridad alrededor del recinto donde se reunirán 34 jefes de estado americanos.

En Trinidad y Tobago, todo está listo para la Quinta Cumbre de las Américas que se llevará a cabo del 17 al 19 de abril.

Aunque la reunión dará inicio el próximo viernes, la seguridad es un asunto que empieza mucho antes.

Seguridad total

El gobierno de Puerto España ha coordinado un amplio dispositivo de seguridad en conjunto con efectivos de otros países vecinos de la Comunidad del Caribe como Bahamas, Jamaica, Barbados, Belice, Guyana y Surinam.

El dispositivo incluye además de la restricción de tráfico, vigilancia en áreas peligrosas, cámaras desde el Aeropuerto Internacional Piarco hasta la sede de la cumbre, una zona roja de seguridad alrededor del recinto y el acceso restringido a personal estrictamente acreditado.

Además, hay diez buques del Ejército formando una barrera marítima, helicópteros y aviones de la guardia costera para la vigilancia aérea y radares por toda la costa.

La prensa no está exenta de todos estos controles: serán sometidos a registros, inspecciones de equipos y el escaneo de todo el material portado.

Tampoco los servicios de seguridad de los mandatarios lo tendrán fácil: la entrada de armas de fuego al país estará fuertemente regulada.

Obama y la isla

La V Cumbre de las Américas en cápsulas

  • Del 17 al 19 de abril en Puerto España, Trinidad y Tobago.
  • Asistirán 34 jefes de Estado y primeros ministros.
  • Debut del presidente de EE.UU. Barack Obama en la región.
  • Se esperan 5 mil asistentes.
  • Habrá elementos de seguridad de varios países del Caribe.
  • Por primera vez en la historia de la Cumbre, todos los mandatarios presentes fueron elegidos mediante procesos democráticos.
  • Cumbres anteriores: Miami (1994), Santiago, (1998), Quebec (2001) y Buenos Aires (2005).
  • Encuentros especiales: Bolivia (1996) y México (2004).

Esta edición de la Cumbre de las Américas tendrá dos puntos centrales de atención. La presencia del nuevo presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, y la nueva ausencia de Cuba.

En el caso de la isla caribeña, se espera que el mandatario estadounidense escuche pedidos de otros líderes latinoamericanos para el levantamiento del embargo económico y la readmisión de La Habana en la Organización de Estados Americanos (OEA).

Sin embargo, ése no es tema formal de la agenda. Oficialmente, los debates abordarán los desafíos de la región, la crisis financiera y la canalización de fondos en el continente a través de organismos multilaterales.

Cuando no estén en debates, todos los mandatarios permanecerán en el hotel Hyatt Regency Trinidad. Mientras tanto, la prensa y los demás participantes de los foros paralelos permanecerán en dos gigantescos cruceros, convertidos en hoteles flotantes.

Comentar este post