DNCD AGARRA CUATRO (4) EN SANTIAGO

Publicado en por Sr. Francisco Serrata

En un espectacular operativo la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) desmanteló anoche en Santiago una banda de supuestos narcotraficantes y atracadores, a la que ocupó un arsenal de armas de guerra, bombas lacrimógenas, pertrechos, ropa militar y sustancias narcóticas. Fueron apresadas cuatro personas.

El presidente de la DNCD, mayor general Gilberto Delgado Valdez, informó que a los sospechosos les fueron ocupados tres fusiles, tres escopetas calibre 12, tres pistolas, así como RD$58 mil en efectivo, ropa e insignias de la Policía y de las diferentes instituciones de las Fuerzas Armadas, además de cocaína distribuida en porciones.  

Explicó que las armas eran depuradas para determinar a quiénes estaban asignadas, tras indicar que por la cantidad de pertrechos confiscados y las insignias “no hay dudas de que se trata de una organización criminal que se dedicaba a actividades dolosas que en las próximas horas se sabrá de qué se trata”.

Dijo que los fusiles son dos M-16 y un FAL, chalecos antibala de la DNCD, de la Policía, así como gorras de ambas instituciones, de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET), sobaqueras, cananas, insignias de sargento mayor y nueve pares de botas militares, además de ropa de camuflaje, entre otros.

Los supuestos delincuentes fueron identificados como los hermanos Rafael de Jesús, Lirbania María y Francisco Germán Rodríguez Noesí, además de Mario Peña Brito, que serán presentados hoy por el Ministerio Público por ante el juez de la Instrucción. Los allanamientos fueron realizados en presencia de fiscales adjuntos.

LAS ARMAS DE GUERRA Y OPERATIVOS DE LA DNCD
El presidente de la DNCD declaró que a los supuestos delincuentes les fueron encontradas, además, 19 bombas lacrimógenas, seis radios de comunicación, ocho gorras de la DNCD y cargadores de metralletas Uzi, de pistolas 9 milímetros y de P-99, una potente arma de guerra que solo la pueden usar oficiales de las Fuerzas Armadas y la Policía. Dijo que gran parte de las armas ocupadas tienen las numeraciones limadas, lo que hace suponer que fueron robadas y que eran empleadas para cometer actos delictivos.

Comentar este post